ENERGÍAS SANADORAS

                                       CONSULTAR WEB DEL FORO

ENERGÍAS   SANADORAS
"Dios es electricidad, como un rayo de luz, y está en todas partes, dentro y fuera de tí", dice Douglas James Cottrell

Un momento de la sesión de sanación espiritual por imposición de manos
Si en su primera intervención en el Foro de Príncipe Pio Douglas James Cottrell se centró en la Meditación en Trance Profundo como medio para desarrollar las capacidades psíquicas y para poder aplicarlas después, en la segunda ha expuesto las actitudes personales y las energías en juego para lograr la sanación física y mental de quienes la requieran.

El sanador y clarividente canadiense se ha referido primero a la importancia de la oración y la fe en un ser superior, sea cual sea su nombre y la religión o creencia a través de la cual se le rinda culto. Existe en todas ellas una regla de oro: no hagas nada a otra persona que tú no quieras que te hagan a tí.

Cuando se reza, ha seguido diciendo, normalmente es para pedir algo, tal vez ayuda. Pero para recibir esa ayuda, antes tienes que ayudar a alguien. Lo que dés, recibirás. En la vida encontramos a veces ayudas inesperadas de otras personas; eso es una prueba de que Dios está en armonía con nosotros. "Si quieres atraer a alguien en tu vida -añade- sé atractivo; si quieres amor en tu vida, ama; si quieres que te perdonen, perdona tú también".
Cottrell aboga incondicionalmente por el perdón, porque con él se consigue la paz y la salud. Si la mente está airada, también lo está el cuerpo y entonces enferma. Si en lugar de perdonar, ignoramos a la persona que nos ha causado mal o buscamos venganza, el problema seguirá en nuestra mente o la violencia que usemos para vengarnos se volverá contra nosotros.

Cuando alguien que nos haya perjudicado nos pide perdón sinceramente hay que perdonarle, aunque eso no significa que volvamos a confiar en él. Si se perdona en estas circunstancias, algo mágico ocurre dentro de uno, se vuelve a tener paz y uno se convierte, sin saberlo, en maestro de esa persona e incluso en su ángel. En cambio, las personas que hacen daño u ofenden y no piden perdón están condenándose a si mismas y Dios hará que aquello que hayan hecho acabe volviéndose contra ellas. 

Las personas espiritualmente dormidas no creen que Dios pueda verlo todo. "Dios no es una persona -afirma Cottrell- es electricidad, como un rayo de luz. Y como la electricidad, está en todas partes, dentro y fuera de tí". A la electricidad de nuestro cuerpo se le han dado diversos nombres:  energía "chi", la energía de la acupuntura que pasa a través del cuerpo, la energía de los chakras o kundalini... Si admitimos que Dios está en todas partes, que es electricidad, y sabemos que esa energía también está en nuestro cuerpo, ¿cómo puede ser que nos pongamos enfermos?  

Ante las adversidades de la vida, Cottrell aconseja no enfadarse, ni deprimirse o sentirse víctima. Lo siguiente es mantener el corazón y la cabeza en calma; de algún lado vendrá la solución. Y, por último, enfrentarse a las situaciones difíciles con amor.
Visualización del aura y los chakras
 A continuación, con la colaboración de una voluntaria del público y la ayuda de una varilla, ha mostrado de dónde procede la energía que todos albergamos en nuestro propio cuerpo. En primer lugar, del aura, cuyos límites físicos ha señalado, y luego de los chakras. Y ha explicado que ésas son las puertas por las que la energía puede entrar o salir de nuestro cuerpo y a las que, en las sesiones de sanación, envía la energía externa, quen puede dirigirse a la parte física, mental, emocional o incluso al alma de la persona.

El sanador ha puntualizado que esa energía puede enviarse también a personas que no estén presentes o incluso que se encuentren a gran distancia, a través de fotografías de esas personas, que no tienen porque creer en nada; basta con que sus familiares o amigos soliciten la sanación. Y así lo ha hecho con algunas fotos proporcionadas por lo asistentes.
Sanación a distancia a través de fotografías
Por último, Douglas James Cottrell ha iniciado la sanación por imposición de manos, para lo que ha pedido la colaboración de todos los presentes, ya que es la energía universal y no sólo la que emana de él la que es capaz de sanar a los enfermos y aliviar dolores y sufrimientos. Asegura Cottrell que durante más de treinta años ha visto, en sus sesiones de sanación, curaciones espectaculares, como la desaparición instantánea de tumores cerebrales.
video



 .

0 comentarios: