REENCARNACION Y DEFICIENCIAS

                               CONSULTAR WEB DEL FORO      

REENCARNACION Y DEFICIENCIAS



"Las deficiencias físicas y morales son consecuencia de problemas que acumulamos de vidas anteriores y que tenemos que resolver", asegura el espiritista brasileño Carlos R. Campetti

En su conferencia en el 27 Foro de las Ciencias Ocultas y Espirituales, que se celebra en la estación de Príncipe Pio, Campetti ha defendido con entusiasmo los postulados del espiritismo frente a la negación por parte de la ciencia oficial, que no admite la existencia de la vida espiritual ni siquiera como hipótesis.
En apoyo de su tesis y frente a quienes niegan la posibilidad de que los espíritus lleguen a materializarse, el espiritista brasileño se formula estas preguntas: ¿Qué ocurre en el período de la concepción y gestación de un nuevo cuerpo? ¿No es la materialización de un espíritu? Y señala que es una evidencia de la materialización de un espíritu.
El espiritista español Juan Miguel Fernández presenta al brasileño Carlos Campetti
Según la doctrina espiritista, al morir el cuerpo el espíritu no cambia, la única diferencia es que no tiene un cuerpo de carne, pero si otro tipo de cuerpo. Y esto se conoce desde tiempos muy antiguos. Los egipcios ya sabían de la existencia de ese cuerpo, con el que realizaban experiencias y que ellos llamaban ka.

"La propuesta que nos trae el espiritismo -ha dicho- y los estudios que está realizando es que nos estamos adentrando en una nueva era, pero no una nueva era mística, sino una nueva era en la que la ciencia no tendrá otra misión que comprobar la existencia del espíritu y caminar al encuentro de nuestra realidad espiritual".
Respecto a la reencarnación, el conferenciante puntualiza que una cosa es creer en ella y otra muy distinta saber que existe. Y ofrece algunos datos estadísticos: un 90 por ciento de los brasileños creen en la reencarnación; en Estados Unidos la creencia alcanza el 70 por ciento y en Suiza, el 33 por ciento de la población. De España dice desconocer las estadísticas, aunque considera que sería interesante tener el dato.
Para que exista una reencarnación, el espíritu se liga al cuerpo, molécula a molécula, a partir de la concepción. A medida que el cuerpo se va formando,  llega un momento en que el espíritu pierde la conciencia de si mismo y entonces nace. Aún no ha completado entonces el proceso de reencarnación. Tanto es así que muchos niños, hasta los 7 u 8 años,  tienen recuerdos de vidas anteriores, que después van perdiendo porque el proceso de reencarnación va completándose cada periodo aproximado de 7 años.
En el Cristianismo primitivo, Pablo de Tarso sostenía que hay un cuerpo espiritual, que cuando uno mueresigue existiendo. "Se siembra cuerpo material, se recoge cuerpo espiritual", es la expresión de Pablo. Este conocimiento está también en el hinduísmo, en el budismo, en las doctrinas de Lao Tsé, de Confucio... 

Común a todas estas creencias -y también a la espiritista- es que en una única vida el espíritu no completa todo el aprendizaje necesario. Puede haber cometido equivocaciones y está obligado a repararlas tantas veces como le sea preciso. Por ejemplo: una persona que no ha respetado a los demás, que ha cometido una asesinato, que ha perjudicado a sus semejantes... este individuo muere -desencarna, en la expresión espiritista- y va al mundo espiritual llevando consigo su problema, está grabado en su periespíritu de forma que puede producirle una lesión. El daño que hizo a otros le marca a él. Y entonces, habrá de volver a nacer con una deficiencia.
El individuo que está inmerso en las deficiencias morales podrá tener incluso problemas físicos para solventar las cuestiones morales que no quiere resolver, porque es necesario que el individuo haga el esfuerzo por si mismo para alcanzar una situación de equilibrio holístico en que tenga condiciones no de ser bueno para ir al cielo ,sino de sentirse bien consigo mismo, de sentirse digno de ser un ser humano, capaz de hacer el bien a sus semejantes, evitando de esta forma la necesidad de las deficiencias físicas y ahorrándose las deficiencias morales que le traerán sufrimientos y dolor.
Francisco Candido Xavier, Chico Xavier

Fotograma de "Chico Xavier" ("Nosso Lar")
Campetti ha tenido un recuerdo muy especial para su compatriota, el medium brasileño Chico Xavier, que  dejó más de cuatrocientos libros de psicografías que nos ayudan a comprender la vida espiritual. En el VI Congreso Espírita Mundial, que se va a celebrar en Valencia, se proyectará la película biográfica "Chico Xavier", basada en "Nuestro hogar", uno de los libros psicografiados por el medium y que habla de qué es lo que ocurre con el individuo cuando muere.  La película, una superproducción del cine brasileño, fue vista por tres millones de personas en veinte dias.

Uno de los casos expuestos en ese libro es el de un hombre muy querido por cuantos le rodeaban y que asistía a reuniones espíritas. En un accidente laboral perdió el dedo pulgar de una mano y la gente se preguntaba por qué le habría ocurrido eso; tiempo después, en una de esas reuniones surgió una comunicación espontánea de un espíritu, que le informó de que, en una encarnación anterior, había sido el dueño de una plantación de caña de azúcar en Brasil y tenía esclavos que, cuando no cumplían, les molía el brazo en el molino donde se trituraba la caña.

Cuando llegó al plano espiritual, le esperaban allí los espíritus de algunos de los esclavos a los que había maltratado y él sufrió mucho. Hasta que, pasado mucho tiempo, se arrepintió, reconsideró lo que había hecho y fue acogido en un local, como los que existen en varias ciudades transitorias y de los que habla "Nuestro hogar" y allí estudió el por qué de la reencarnación. Pidió que en su nueva reencarnación perdiera todo el brazo en un accidente, para que nadie tuviera responsabilidad. Pero, ¿por qué perdió solamente el dedo? Porque había sido bueno, porque había trabajado por los demás, porque había cambiado sus propósitos.

Dios no nos castiga porque quiere castigar, asegura el conferenciante. Cuando se nace con una deficiencia o con un problema, añade, es porque lo necesitamos. ¿Por qué perdió el dedo ese hombre? Para que él supiera, aunque se sintiese muy bien y pensara que era bueno, que de hecho no lo era. En el campo moral tenía la deficiencia de cree que era una persona buena, porque todos le querían bien. Perdió el dedo para tener la posibilidad de rememorar lo que le había ocurrido y considerar que tenía que seguir trabajando por el bien de sus semejantes, pero sin considerarse mejor que los demás.

Por último, Carlos Campetti ha resumido sus argumentos con un mensaje de espiritualidad y de esperanza en el futuro de la humanidad. "Somos seres espirituales, ocupando transitoriamente una realidad material que dejaremos en algún momento. La reencarnación será necesaria para nosotros -ha dicho- mientras sigamos sin aprovechar las oportunidades que ella nos da para trabajar la realidad espiritual. La idea es que nos liberemos de la vida material, porque la vida en el campo físico es demasiado limitada. Nosotros estamos destinados a mucho más que esto y hoy observamos que la Tierra está avanzando, aunque veamos tanto dolor, sufrimientos, problemas.. así como nosotros estamos avanzando como humanidad. La propuesta que nos trae el espiritismo y los estudios que está realizando es que nos estamos adentrando en una nueva era, pero no una nueva era mística, sino una nueva era en la que la ciencia no tendrá otra misión que comprobar la existencia del espíritu y caminar al encuentro de nuestra realidad espiritual".

Antes de esta interesante conferencia, la bailarina Nirtán ha obsequiado a la concurrencia con unas seductoras danzas árabes con crótalos y percusión.

video

0 comentarios: