HINDUISMO: TEORIA Y PRACTICA

                                CONSULTAR WEB DEL FORO

HINDUISMO: TEORIA Y PRACTICA

El Foro Internacional de las Ciencias Ocultas y Espirituales ofreció el exotismo y la espiritualidad de las milenarias ceremonias hindúes
video
                                                    Homa (Ceremonia de fuego sagrado)

J. Carlos Ramchandani es un ciudadano español de padre indio y madre española, residente en Ceuta. También es sacerdote hindú de la rama vaishnava o devotos de Krishna, la mayoritaria de las cuatro tendencias en que se divide el hinduismo. En calidad de tal, Krishna Kripa Dasa -éste es su nombre espiritual- fue invitado a participar en el Foro para presentar al público los ritos tradicionales de la India.

J.Carlos Ramchandani-Krishna Kripa Dasa
Pero Ramchandani, que conoció las enseñanzas místicas del Sanathan Dharma (el nombre en sánscrito del hinduismo, que significa "religión eterna") de labios de numerosos maestros en las propias fuentes de ese saber, no se ha conformado con repetir una vez más el ceremonial védico aprendido en la India. Estudioso de la teología hindú, profesor de yoga y autor de varios libros sobre la filosofía y la cultura de aquel país, ha demostrado un notable talento divulgativo para que el público comprendiese mejor el significado de lo que iba a presenciar.

Dos han sido las ceremonias que ha oficiado el sacerdote hindú, en sesiones de mañana y tarde. La primera, una de las más tradicionales, recibe el nombre de "homa" o ceremonia de fuego, un elemento que, en el hinduismo, está presente en todos los momentos importantes en la vida del ser humano, incluso antes de ser concebido y hasta que le llega la muerte. Al igual que en el cristianismo, hay unos sacramentos o ritos de transición, llamados samkaras, a lo largo de la vida.
Cuando un matrimonio decide tener un hijo, se hace una ceremonia de fuego para que esa nueva entidad viviente, esa alma que se invita a que baje al mundo material tenga un buen comienzo. A ésta le suceden otras ceremonias:  a los siete meses de embarazo, cuando nace el niño, para imponerle el nombre, en una especie de bautizo, a los seis meses, cuando toma el primer alimento sólido, la ceremonia del cordón sagrado, que es como si fuera la comunión, el matrimonio y, finalmente, cuando uno muere, la incineración.Siendo el fuego un elemento purificador, que aporta luz e iluminación, se pretende purificar la mente, en su sentido más amplio el alma -y también los lugares- de las energías, ya sean positivas o negativas, que la impregnan.
Krishna Kripa Dasa ha detallado la simbología de los distintos elementos y ofrendas que utiiliza en la ceremonia de fuego. El homa kunda es el altar donde se va a realizar la ceremonia. Sobre él, cinco tipos de fruta simbolizan los cinco elementos materiales: fuego, aire, tierra, éter  y agua. Dos cocos representan a la divinidad, en este caso Rama y Krishna. Se pide que se manifiesten a través de esos cocos, que luego quedan consagrados. Otros cuatro cocos representan los cuatro vedas,  y, al mismo tiempo, los cuatro puntos cardinales, porque se recrea una manifestación del universo. En el centro hay un mandala, que es una representación de la geometría sagrada.

Las ofrendas son el ghi, la mantequilla clarificada, que se considera un producto sagrado porque viene de la leche de la vaca, flores, incienso y otro tipo de fuego, con alcanfor. Durante toda la ceremonia se recitan mantras, palabra cuyo significado es "purificar la mente"

Aparte de los mantras y de las oblaciones que se hacen con las ofrendas, el celebrante realiza  una serie de gestos, llamados "mudras", cada uno con su propia simbología. También se consagran los talismanes, armaduras de protección contra las energías negativas, consistentes en las cenizas de la ceremonia contenidas en una pequeña cápsula de plata.
.
Al final , la fruta queda bendecida, consagrada, y se reparte a todos los presentes. Esta fruta no sólo nutre el cuerpo, sino también el alma, porque se ha convertido en "prashava", alimento que ha sido bendecido.

Arati (Ceremonia de adoración)
 El otro ritual celebrado por el sacerdote vaishnava se llama "arati" o ceremonia de adoración, que, como su nombre indica, es un culto de latría a Rama y Krishna, las facetas masculina y femenina de un mismo dios. En el hinduísmo se oficia todos los dias tres, cinco o siete veces, según la importancia del templo.
Se hacen ofrendas de alimentos (en este caso, cinco tipos de fruta. que representan los cinco sentidos del ser humano) y cinco tipos de artículos; cada uno representa un elemento de la energía material. La lámpara simboliza el fuego; la flor, la tierra; la caracola, el agua; el pañuelo, el éter, y el chamara, que es la cola del yak, el aire. El toque de la caracola señala el comienzo y el fin de la ceremonia.






0 comentarios: