PROSPERIDAD EN TIEMPOS DE CRISIS

DESCARGAR PROGRAMA DEL FORO   |  CONSULTAR WEB DEL FORO 

EL ECONOMISTA SERGIO PI ASEGURA QUE LOS RECURSOS SON ILIMITADOS, EN CONTRA DE LO QUE QUIERE HACERNOS CREER EL SISTEMA, EN SU PROPIO BENEFICIO

"Prosperidad en tiempos de crisis" es el título de la conferencia que ha pronunciado el economista y terapeuta Sergio Pi en el Foro Internacional de las Ciencias Ocultas y Espirituales, que se celebra en la Estación de Príncipe Pio de Madrid.
El conferenciante parte de la premisa de que los recursos económicos no son escasos, sino ilimitados, que el sistema lo sabe y lo aprovecha en beneficio propio y que le interesa difundir sentimientos de carencia y de miedo porque de este modo puede controlar la sociedad más facilmente.


Tras plantear  varios ejemplos históricos, empezando por el concepto de riqueza establecido por Adam Smith en el siglo XVIII, basado en la propiedad de la tierra, pasando por la relación entre jornada laboral y productividad o la emisión de moneda, y acabando con el abandono del patrón-oro en Bretton Woods, 1944, Sergio Pi concluye que cualquier límite económico que se haya planteado el hombre ha sido superado, como lo demuestra la experiencia.
Se pregunta, en cambio, por qué no se han superado  algunos límites, como el pleno desarrollo e implantación de tecnologías y fuentes energéticas alternativas, la pobreza, el hambre o ciertas enfermedades que diezman exclusivamente a las poblaciones tercermundistas.

Pasando al ámbito de lo personal, el economista advierte que para alcanzar la prosperidad debemos cambiar nuestra actitud mental hacia el dinero y dejar de pensar que quienes se enriquecen suelen hacerlo con malas artes. Califica a España de país carencial, con una cultura -de manifiesta influencia religiosa- de aversión del dinero, que se ve como algo sucio, y de sobrevaloración de la pobreza.


Por el contrario, Sergio Pi sostiene que el dinero es profundamente espiritual, el sustituto, en nuestra edad adulta, de la madre que nos alimenta. El dinero resuelve nuestros problemas exteriores, pero nunca nuestros problemas interiores. Por  eso se dice que el dinero no hace la felicidad y aparecen mendigos  que acumulan grandes cantidades de dinero bajo los cartones donde se cobijan en plena calle. Todo depende del uso que se haga del dinero, porque puede beneficiar no sólo a uno mismo, también a los demás.


Es importante también, según Sergio Pi, tener conciencia o memoria de la actitud de nuestros padres respecto al dinero y la prosperidad en general, porque esos pensamientos están dentro de nosotros, en forma de un niño interno que hay que conocer y estudiar.

En nuestro camino hacia la prosperidad o la carencia juegan un destacado papel  las creencias e ideologías de cada cual. Aquello en lo que creemos lo creamos, dice el conferenciante, que lo relaciona con la ley de atracción. Los pensamientos prósperos, señala, llaman a los pensamientos prósperos y los pensamientos carentes llaman a los pensamientos carentes. Ya lo dice el aforismo: dinero llama a dinero. Y advierte que hay que ser consciente de los pensamientos negativos para no darles voz.


 "VER PARA CREER: IMÁGENES DEL MÁS ALLÁ"

Una exposición con este título puede verse en la Sala de Conferencias todos los dias, hasta el próximo dia 12, cuando se clausurará el Foro. En ella se hace un repaso fotográfico a los comienzos del espiritismo y a las fotos en que parecen observarse inquietantes presencias fantasmales. En algunos casos, acabó por detectarse el fraude; en otros, la ciencia y las investigaciones con las más modernas tecnologías no han encontrado una explicación racional o indicios de engaño.


Sobre este asunto ha hablado en el Foro el periodista, escritor y uno de los ,más conocidos ufólogos españoles Josep Guijarro. Después de una breve referencia al culto de los espíritus en las más ancestrales civilizaciones, el conferenciante ha recordado los comienzos del espiritismo o comunicación con los espiritus, a finales del siglo XIX, con los fenómenos que protagonizaron las estadounidenses hermanas Fox y los estudios del considerado como "padre del espiritismo", Allan Kardec.


Entre la burguesía se pone de moda acudir a los camarines espiritistas, donde los mediums convocan a los espíritus de seres queridos en un decorado intimidatorio. La ciencia empieza a investigar y se encuentra con muchos fraudes. Ilusionistas que aprovechan la credulidad de los deudos para explotar un lucrativo negocio.


Pero una medium adolescente, Florence Cook, logra despertar el interés de todo un premio Nobel de Física y Química, el británico William Crookes.  El inventó el tubo de rayos catódicos, que luego daría origen al televisor, aunque su intención era poder observar con su invento a los fantasmas. Al espíritu convocado por Florence Cook, una joven llamada Kathy King, se le toma el pulso, se le hacen fotografías e incluso moldes de escayola.
Ya en el pasado siglo, una investigadora brasileña recibe una llamada de móvil de su ex-marido y compañero de investigaciones sobre el más allá, fallecido en fecha reciente.  Se comprueba que es la misma voz.


También se refiere Guijarro a las experiencias cercanas a la muerte y a las experiencias fuera del  cuerpo,  que abren inquietantes  o esperanzadoras  expectativas sobre la posibilidad de vida después de la muerte. El conferenciante concluye que si algunos de esos fenómenos pueden ser fotografiados, grabados o simplemente recordados por mentes humanas sin sospecha de fraude, queda la duda acerca de tal posibilidad. No crean en nada y estén abiertos a todo, acaba recomendando el conferenciante.


Antes de dar paso a las preguntas de los asistentes, el medium espiritista Hermano Francisco ha realizado una breve aportación al tema, preguntándose por qué, como en el caso de los ovnis, los espíritus no han acabado por manifestarse claramente, acudiendo, por ejemplo, a un plató de televisión. Aunque ha señalado que, más que la constatación de su existencia debe importarnos la percepción que tengamos cada uno de nosotros de estos fenómenos. Y ha recordado que las experiencias cercanas a la muerte cambiaron por completo la vida de quienes las tuvieron.


0 comentarios: