EL MEDIUM ES EL MENSAJE

                                                      CONSULTAR LA WEB DEL FORO


              EL MEDIUM ES EL MENSAJE


André Chevalier, Marilyn Rossner y Mikel Lizarralde
 Allá por los años sesenta del pasado siglo, el filósofo canadiense Marshall McLuhan popularizaba el término "aldea global" y la frase "el medio es el mensaje" para definir la cada vez mayor interconexión de los seres humanos a través de los medios de comunicación electrónicos y cómo éstos por sí mismos acaban muy a menudo por tener mayor relevancia que los contenidos que transmiten.
Marshall McLuhan

Viene esto a cuento al hablar de mediumnidad porque si McLuhan consideraba los medios electrónicos como prolongaciones del cuerpo y la mente humanos para la transmisión y recepción de mensajes, en la aldea espiritual la comunicación no precisa de soporte físico alguno, a excepción de la mente, para el tráfico instantáneo de mensajes. Y en este caso se puede afirmar también que "el médium es el mensaje", porque con su actuación está testimoniando algo que en la mayoría de las grandes religiones es un artículo de fe: que hay vida después de la muerte, en un mundo espiritual, pero con la importante adición de que los habitantes de ese mundo pueden comunicarse con nosotros, los vivos.

Hemos podido comprobarlo en esta nueva edición del Foro con la presencia de dos destacados médiums: André Chevalier, canadiense como McLuhan y además chamán urbano, y Mikel Lizarralde, que no es canadiense sino vasco, pero que se formó como médium en Canadá. Ambos desarrollaron allí sus capacidades psíquicas junto a Marilyn Rossner, asidua participante en la mayoría de los foros y salones del esoterismo celebrados hasta ahora y que no nos visita en esta ocasión debido a compromisos en otros países.

En su presentación en España, André Chevalier tuvo un cálido recuerdo para su maestra al mostrar a los asistentes un regalo del Dalai Lama a John y Marilyn Rossner: un tanka con la bendición y la firma del líder espiritual tibetano.
video
 
En su condición de chamán urbano, André Chevalier advirtió que el chamanismo no se desarrolla sólo en los bosques o paisajes naturales ni precisa de ordenadores u otros aparatos; lo que necesita es tiempo para encontrarse uno mismo y conocer el sentido de la propia vida. Y señaló a continuación que, a través de la práctica, la disciplina, el respeto y la gratitud, es capaz de ponerse en comunicación con los sabios, los santos y los hombres y mujeres medicina que viven en el mundo espiritual. "¿Me hace eso especial?", se preguntó y la repuesta fue que en absoluto, que cuando está en Canadá tiene un trabajo al que debe acudir cinco días a la semana.
 
Recordó que fue a los 18 años, mientras estaba esperando el autobús, cuando empezó una cadena de acontecimientos que le han llevado a convertirse en un portavoz del mundo espiritual, portador de los objetos de poder y, por la gracia de Dios, sanador. .Instruido en los conocimientos y ritos tradicionales de los indios algonquinos de Canadá a través de su líder espiritual, el Abuelo Commanda,, Chevalier dispuso a los asistentes en un círculo con cuatro puertas, correspondientes a los puntos cardinales y a los cuatro elementos, para llevar a cabo primero una meditación y después un ritual en el que cada uno de los participantes interiorizó su oración o petición y la ofrendó a la divinidad en forma de briznas de tabaco y cedro.
 
video

Por último, André Chevalier transmitió a algunos de los presentes mensajes de seres de luz y familiares fallecidos. Por su parte. Mikel Lizarralde, que había intervenido el dia anterior, hizo hincapié en el papel de los guías en la comunicación espiritual y los diferenció de los protectores, es decir, los amigos y familiares ya fallecidos con los que hemos convivido e incluso los parientes que no llegamos a conocer.
 
Tenemos guías desde que nacemos y hasta que nos morimos, como el ángel de la guarda, que también recibe ese nombre, tenemos guías familiares que están con los miembros de nuestra familia en los diferentes momentos de sus vidas…  Lo que jamás va a hacer un guía es interferir en nuestro aprendizaje.
video


A nuestros guías tenemos que invitarles a que vengan. Lo normal es que haya un guía que es el que tiene relación con nosotros y dirige a los demás. Pero si tienes una unión especial con el islamismo, o con el hinduismo, o con los arcángeles o con las diosas, seguramente ese guía va a coger una forma que tú aceptes, la recibas como una forma familiar, no hostil. Una vez que le permitas la entrada puede cambiar de forma y adoptar su forma verdadera.

Mikel Lizarralde y André Chevalier darán mensajes de seres de luz y familiares fallecidos y realizarán lecturas de vida en directo a los asistentes al seminario que de forma conjunta llevarán a cabo el domingo 6 de octubre.
 
 
 
 
 

 
 

0 comentarios: