LOS ULTIMOS SON LOS PRIMEROS

                                                    CONSULTAR LA WEB DEL FORO



        LOS ULTIMOS SON LOS PRIMEROS
  Un sacerdote de la nación Q'ero, de Perú, inaugura el 33 Foro

Don Luis Quispe, sacerdote de la nación Q'ero, considerada como los últimos incas, ha inaugurado en la estación de Príncipe Pio  de Madrid esta nueva edición del Foro Internacional de las Ciencias Ocultas y Espirituales, en la que el chamanismo tiene una presencia muy destacada.
 
video

Don Luis, que ha oficiado una ceremonia de ofrenda y agradecimiento a la Pacha Mama, la Madre Tierra, acababa de llegar de su país natal, en cuyas cimas andinas, a más de cuatro mil metros de altura, han vivido aislados de la civilización moderna hasta hace sólo medio siglo los integrantes del pueblo al que pertenece, la nación Q'ero, uno de los antiguos pueblos del imperio inca y que en 2007 fue declarada patrimonio cultural de Perú.
Actualmente forman la comunidad unas cuatro mil personas y se encuentran, como se ha dicho, en los Andes peruanos, a unos 200 kilómetros al este de Cuzco, la antigua capital de la cultura inca. Su lengua es el quechua y viven del cultivo del maíz y las patatas y del pastoreo de llamas y alpacas. Dado el largo tiempo de aislamiento en el que ha vivido, su organización social no ha cambiado mucho desde el período incaico. En la actualidad viven bajo la amenaza de la explotación minera de su territorio y el cultivo ilegal de la hoja de coca. Una pequeña minoría ha accedido a la sabiduría y tradiciones de sus ancestros y, como don Luis, practica el chamanismo.

En el chamanismo andino existen tres niveles. Sólo tres sacerdotes del más alto nivel siguen vivos y son de muy avanzada edad. Don Luis pertenece al siguiente nivel, Pampa Misayoc, y está físicamente tocado por el rayo, lo que significa que superó una prueba iniciática que certifica las facultades innatas del aspirante a ejercer el sacerdocio andino.

En cuanto a la ceremonia, un despacho andino, se trabaja en tres niveles, equivalentes a pasado, presente y futuro; también toma como referencia los cuatro puntos cardinales. Asimismo, siempre intervienen la dualidad masculino-femenino -lo sagrado masculino y lo sagrado femenino- y los cuatro elementos: fuego, agua, tierra y aire. Hay sonidos relacionados con el agua, como la concha marina, que en quechua se denomina "pututu", un nombre onomatopéyico imitativo del sonido que produce, y con el viento, como la ocarina.

En la mesa sagrada están todos los amuletos que el chamán fue recibiendo en sus iniciaciones. Antes de comenzar el ritual, don Luis invocó a los espíritus del agua, de las montañas y de la tierra para que le asistiesen en su trabajo.
video

Durante la ceremonia se distribuyeron entre los presentes hojas de laurel, como sustitutivo de las hojas de coca que suelen emplearse en los rituales andinos, aunque el laurel es también una planta sagrada. Debidamente ritualizadas y con las peticiones de cada uno, fueron ofrendadas a la divinidad.









Finalizado el ritual, que tuvo el acompañamiento musical de instrumentos tradicionales andinos, a cargo del músico peruano residente en España Bruno Travi, don Luis Quispe deleitó al público con un canto andino, acompañándose él mismo a la bandurria.
 
video

Don Luis seguirá participando en el Foro a través de su consulta en la zona de "stands", en la que realiza lectura de hojas de coca, limpiezas energéticas y sanaciones físicas.

Además de don Luis Quispe, otros destacados chamanes intervienen en esta edición del Foro: el también peruano Gerardo Pizarro, iniciado con la tribu de los aguarunas, en la selva amazónica fronteriza con Ecuador; el canadiense André Chevalier, que une a esa condición la de médium y clarividente, y el también canadiense Zacciah Blackburn, que practica la sanación a través del sonido y canaliza los sonidos de los seres sagrados de otras dimensiones.






 

0 comentarios: